Masaje lingam para mujeres, la mejor forma de relajarte y conectar con tu cuerpo

El masaje lingam para mujeres, también conocido como masaje Yoni, es un tipo de masaje terapéutico que tiene como objetivo la sanación sexual, aunque muchas personas crean que tiene como fin provocar placer o un orgasmo, efectos secundarios de este tratamiento pero no una norma en sí. Es cierto que es una práctica perfecta para hacer en pareja, pero lo ideal es dejar este tipo de masajes en manos de profesionales

Para que la sesión sea fructífera, el terapeuta y la paciente deberán crear una confianza para que te puedas abrir y profundizar en ti. Ten en cuenta que esta terapia se suele combinar con meditación, yoga y medicina ayurvédica, además del correspondiente masaje lingam para mujeres.

Una técnica de sanación sexual muy efectiva

Dentro del masaje lingam o yoni para mujeres, hay diferentes rituales, siendo el más avanzado el Rahasta Puja, la versión más completa del masaje Yoni. Aunque en todos los casos hace falta un Maestro tántrico que pueda ayudarte en el proceso.

Masaje Lingam

Decir que el masaje yoni es un tipo de masaje tántrico en el que el Maestro tántrico deberá concentrarse y tener en mente los cinco makaras o elementos.

  • Akasha (Éter): situado en los pechos.
  • Vayu (Aire): situado en el vientre y los muslos.
  • Tejas (Fuego): situado en el yoni (clítoris)
  • Apas (Agua): situado alrededor del yoni.
  • Prithivi (Tierra): situado en el interior del yoni.

Yoni y Lingam, y sus respectivos músculos pubococcígeo y hueso sacro,son las zonas reflejas que mayor importancia tienen en el cuerpo. Y por ello un masaje lingam para mujeres es la mejor solución para eliminar experiencias traumáticas que han quedado adherido a nuestro cuerpo.

Cuando vivimos una experiencia desagradable, toda esa tensión y presión acumulada se queda adherida en los músculos, creando una coraza corporal que nos protege contra los sentimientos.

El objetivo del masaje lingam para mujeres es eliminar esta coraza para alcanzar el Kaivalya, la liberación mental y emocional para liberar el kundalini, energía o fuerza primordial que se encuentra adormecida en la base de nuestra columna vertebral y constituye el primer chakra.

Ventajas del masaje lingam para mujeres

El masaje yoni o lingam para mujeres puede sanar donde otras terapias no han conseguido resultando, eliminando capas de lastre emocional que impiden alcanzar la felicidad y liberar el kundalini. Como te hemos dicho, el objetivo del tantra no es alcanzar el orgasmo, sino liberar la mente a través de la estimulación de la vagina. Una práctica sánscrita y que permite acceder a tu portal sagrado.

Masaje Yoni

Pese a ser considerado como un masaje erótico por muchas personas que desconocen el mundo tántrico, la terapia de masaje lingam para mujeres aporta grandes beneficios, tanto a nivel sensorial como a nivel mental y físico. Respecto a la salud mental, el masaje yoni ayuda a sanar problema de ansiedad y depresión ya que consigues conectar contigo misma a un nivel más profundo.

También sirve para acelerar el proceso de curación de traumas sexuales, puesto que consigue eliminar emociones negativas hacia el sexo opuesto relacionado con los genitales masculinos o femeninos.

A través de la experimentación de sensaciones en la vagina y el clítoris, las emociones se liberan ayudando a que el cerebro asocie los genitales con connotaciones positivas. Además, tiene grandes beneficios para vida sexual, ya que en muchos casos se abre la puerta a la multiorgasmia. Por si no fuera suficiente, las técnicas de masaje lingam para mujeres pueden ayudar a mejorar el orgasmo del yoni, siendo más intenso y mejor.

¿Tienes ciclos menstruales dolorosos? Que sepas que el masaje yoni ayuda a reducir este problema al estimular la vagina para calmar el dolor mediante la liberación de endorfinas.También sirve para mejorar la confianza en ti misma, mejorando tu deseo sexual para disfrutar más de tus experiencias en pareja. Por si no fuera suficiente, también te ayudará a encontrarte a ti misma.

Como habrás podido comprobar, las ventajas que ofrece el masaje lingam para mujeres deja claro que esta terapia de sanación tántrica la debes probar por lo menos una vez en la vida.

Cómo se hace un masaje yoni para mujeres

Lo importante de una sesión yoni con un Maestro tántrico o Chakresvara es que la paciente finalice la sesión más sosegada. Una vez finalizado el masaje, y sobre todo si se ha llegado al orgasmo, la mujer se tumbará en posición savasana y meditarás profundamente bajo la guía de tu masajista.

Para ello, el maestro tántrico estimulará el yoni totalmente o solo una parte. Lo importante es que la mujer acabe relajada y libre de tensiones. Para ello, hay que seguir una metodología implantada en los libros tántricos y que el Chakresvara seguirá al pie de la letra.

Masaje Lingam para mujeres

Lo primero y más importante para realizar un buen masaje lingam para mujeres es que el maestro tántrico comience con un masaje de cuerpo para ir entrando en contacto con los chakras y makaras.

Cuando el Chakresvara llegue a la zona genital, comenzará frotando con las yemas de los dedos el exterior del yoni de la mujer de forma suave y con movimientos circulares mientras recita un mandala.

La Sakti (paciente) se irá relajando poco a poco, por lo que el maestro tántrico deberá darle tiempo para que vaya liberando emociones. Si todo fluye y la paciente se siente segura y confiada, es el momento de introducirse en el interior del yoni.

escort usando un vibrador
Puta disfrutando de un vibrador

El objetivo será estimular el punto G, situado en el interior y a dos falanges de distancia mirando frontalmente el yoni. Cuando el Chakresvara note la almohadilla rugosa que sobresale del interior, comenzará a masaje ar la zona ya que es una de las zonas más sensibles al contar con miles de terminaciones nerviosas.

Una vez que el maestro tántrico ha encontrado el punto G lo irá masajeando de forma suave, ajustando la presión a la sensibilidad de la Sakti. Si ella siente placer, se continuará con la estimulación dando vueltas en sentido de las agujas del reloj mientras se masajea el exterior de la vagina con otra mano. En los puntos en los que la paciente sienta dolor, deberá darse un masaje erótico para que exteriorice lo que esté sintiendo.

Este apartado es uno de los más importantes, ya que para romper la coraza corporal hay que dejar que las emociones fluyan. Para ello el Chakresvara invitará a la Sakti para que exprese sus sentimientos, ya sean gritos, llanto, ira, risa o de cualquier otro tipo.

Durante todo el proceso, el masajista masculino para masaje lingam deberá controlar la respiración de la mujer, que debe ser en todo momento profunda y sosegada. Además, el Chakresvara deberá interpretar diferentes gestos o actitudes para ayudar a eliminar experiencias traumáticas.

Como habrás podido comprobar, el masaje lingam para mujeres te ayudará a liberarte de traumas, así que no dejes escapar la oportunidad y apuesta por los mejores masajistas masculinos para vivir una experiencia que jamás olvidarás.

Deja un comentario