¿Te gustaría usar el masturbador masculino y no sabes por dónde empezar?

Sí, follar mola mucho. El placer que notas al meterla en caliente, por no hablar de todos los preliminares y posibilidades que puedes disfrutar con una puta en Bilbao o cualquier otra localidad, no tiene precio. Aunque, en más de una ocasión, no hay nada mejor que una buena paja. ¿Quieres gozar como nunca? Pues no lo dudes, y apuesta por un masturbador masculino.

Es cierto que hay diferentes técnicas de masturbación con las que disfrutar más, pero este tipo de juguetes sexuales proporcionan un placer muchísimo mayor. El problema es que, hay tal variedad de productos ,que igual no sabes por dónde empezar. Por este motivo, te vamos a ayudar a escoger el mejor masturbador masculino en función de tus necesidades. Y puedes jugar con tu puta de una forma muy diferente.

masturbador masculino
Base de un masturbador masculino

Cómo escoger un masturbador masculino

Sin duda alguna, uno de los mejores juguetes sexuales que puedes encontrar, es un coñito de silicona. Olvídate de las muñecas hinchables, son un producto caduco y que ha quedado desterrado dentro del sector, ya que principalmente se utilizan en despedidas de soltero y poco más.

Ahora, lo que está de moda es un juguete sexual tipo Fleshlight. Hablamos de una marca registrada, más conocida en España como vaginas en lata. Consiste, como su nombre indica, en un coñito fabricado en silicona y que se esconde bajo una estructura que simula una linterna. Más que nada por si convives con otras personas y no quieres que sepan tus intimidades.

Este producto marcó un antes y un después dentro del sector de los juguetes sexuales para hombres. Más que nada porque las vaginas en lata consiguen ofrecer un placer sin parangón (solo tienes que sumergirlo en agua caliente durante unos minutos para gozar como si fuera un chochito de verdad).

A esto hay que sumarle la forma en la que la industria ha sabido exprimir al máximo este juguete sexual para hombres. Más que nada porque puedes encontrar modelos de todo tipo. Desde unidades de entrenamiento (que además de darte un placer desmesurado, retrasan la eyaculación para mejorar tu capacidad cuando folles con una puta), pasando por modelos que hacen justo lo contrario (darte tanto placer que te corras como un mirlo en tiempo récord)… ¡Incluso tienes modelos de Fleshlight que son clones de los coños de reconocidas actrices porno.

Sí, tienes vaginas en lata para follarte el coño de actrices porno de la talla de Lisa Ann, Verónica Rodríguez, Angela White, Jessica Drake… ¿Te gustaría follarte el culo de una actriz XXX? Que sepas que Fleshlight también cuenta con versiones anales, para que goces de una paja única con el culo de verdaderas reinas del porno como Alexis Texas o Eva Lovia.

Evidentemente, tras el éxito de Fleshight comenzaron a salir otros modelos mucho más baratos que, sencillamente son clones de este juguete sexual. ¿La ventaja? Que ya no tenemos solo un masturbador masculino con el que jugar, sino que tenemos un repertorio realmente amplio.

También tenemos los juguetes Tenga, que cuentan con un catálogo de masturbadores masculinos de todo tipo, además de un precio muy comedido (son de usar y tirar), por lo que son una forma muy interesada de empezar en este mundillo.

Actriz porno con un masturbador masculino
Actriz porno firmando un masturbador masculino

¿Fleshlight u otras alternativas?

El catálogo disponible de vagina en lata es infinito. Vas a poder encontrar modelos de todo tipo a precios muy variados. Eso sí, por experiencia te podemos decir que el placer que vas a conseguir por Fleshlight no tiene rival. Su precio es alto, rondan los 60 euros el modelo convencional hasta los 120 euros las versiones que replican el coñito o el culito de tus actrices porno preferidas, pero te podemos confirmar que su durabilidad y el placer que ofrecen te va a dejar con la boca abierta. Y las piernas temblando.

Hombre con  masturbador masculino
Hombre usando un masturbador masculino

¿Y qué pasa cuando ya has utilizado tu vagina en lata? Pues que toca limpiar a tu querido masturbador masculino. En este aspecto, puedes estar tranquilo, porque es bastante fácil. Primero, has de tener en cuenta que cualquier juguete sexual de este tipo está fabricado en silicona, para conseguir ofrecer una sensación muy semejante a la del sexo real.

El problema es que es un material muy delicado, por lo que ni se te ocurra utilizar alcohol, ya que lo echarás a perder. Lo que debes hacer es pasar agua caliente para limpiar cualquier resto, y luego secar bien la vagina en lata. Incluso se venden productos para mantenerlo como el primer día. Y vale la pena cuidarlo ya que le vas a dar muchísimo uso.

Mujer en la cama
Mujer lista para jugar con un masturbador masculino

¿Puedo usar un masturbador masculino con una puta?

Esta es otra de las preguntas del millón. Y la respuesta es un rotundo sí. No sabes las posibilidades que ofrece este tipo de juguete sexual. Para empezar, hay días que te apetecerá desfogar con una zorra de San Sebastián. ¿Y si tu chica de compañía preferida tiene la regla? Pues nada mejor como jugar con ella y un masturbador masculino.

Sí, tan solo le has de pedir a la puta que te haga una buena paja con tu vagina en lata mientras le sobas con cuidado las tetas (suelen estar sensibles durante los días del periodo). Vas a gozar como un cerdo.

Y, por otro lado, está la gran cantidad de juegos sexuales que podéis hacer: alternar el coño, culo o boca de tu putita con tu masturbador masculino, jugar a ponerte caliente usando la vagina en lata, obligarte a comerte los dos coñitos de forma simultánea…

Vamos, que las posibilidades son realmente interesantes. No tengas vergüenza y plantéaselo a tu puta: nada mejor que un Fleshlight y un Satysfier (que puedes comprar en Amazon donde está siendo un verdadero pelotazo) para que disfrutéis los dos más que nunca.

Torquemada